El teletrabajo intenta adaptarse al mercado


QUITO

Se estima que unas 30.000 personas se encuentran inmersas en labores bajo este tipo de sistema.

Con el avance de la tecnología y la globalización, los esquemas clásicos de trabajo dejaron de ser la única opción en el mercado laboral.

Otras alternativas como el teletrabajo se están adaptando a las necesidades de empleados y empleadores a nivel mundial. Ecuador no es ajeno a la tendencia, aunque existen limitaciones en la legislación laboral y las formas de supervisión y cumplimiento de horarios entre empresas y trabajadores.

El teletrabajo o teleservicio es un tipo de labor a distancia que se genera desde el lugar que el empleado o la empresa determine como su hogar.

Pilar Moncayo, gerenta de Temporex, compañía que trabaja en el área de Recursos Humanos y teletrabajo, afirma que este sistema es incluyente, sobre todo, para discapacitados, madres que sostienen el hogar, personas de la tercera edad o jóvenes que necesitan flexibilidad de tiempo.

Aunque no se tienen cifras oficiales sobre cuántos ecuatorianos trabajan a distancia, Moncayo calcula que entre 20.000 y 30.000 están inmersos en esta actividad.

Las profesiones que mayor afinidad tienen con este sistema son el telemercadeo, el desarrollo de tecnologías de sistemas, diseño gráfico y de páginas electrónicas, entre otras.

Esteban Rivas, diseñador y publicista, labora bajo este sistema hace tres años y señala que las ventajas se concentran en el manejo del tiempo y la relación directa con lo que requiere el cliente.

Hay compañías nacionales que sirven como contacto de firmas domiciliadas en el extranjero (Argentina, España o Estados Unidos) que requieren de teletrabajadores fuera de sus fronteras.

La relación puede darse también de manera directa a través de bolsas de empleo nacionales y regionales que hacen el contacto directo entre la empresa extranjera o nacional.

En la capital, la agencia municipal de desarrollo económico Conquito ofrece capacitación gratuita tanto a compañías como a candidatos teletrabajadores, para que conozcan la experiencia de otros países y tomen la decisión de trabajar bajo esta modalidad.

“La idea es que los empresarios se lleven la inquietud de hacer un estudio sobre la posibilidad de que partes de su empresa se manejen desde el teletrabajo. Del lado de los candidatos se les capacita para que no lleguen a autoexplotarse por ganar más dinero”, explica Álvaro Jijón, de la Bolsa Metropolitana de Empleo de Conquito.

DETALLES: Legislación

Condiciones
Ecuador carece de legislación de teletrabajo internacional. Entre los artículos 271 y 277 se reconoce el trabajo a domicilio. Sin embargo, no se especifica o reglamenta cuáles son las condiciones que debe cumplir una empresa que tenga ese tipo de empleados y mucho menos cuáles son las disposiciones que debe seguir una empresa en el extranjero que contrata teletrabajadores en el país.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: